back to top
a

Abside Studio

El logotipo es la primera impresión que un cliente recibe de tu marca. Un buen diseño es la clave para llamar la atención y conseguir despertar el interés por tus producto. Transmitir un mensaje claro, que represente los valores de tu empresa, a través de una imagen simple es más sencillo si sigues estos consejos.

ANTES DE EMPEZAR A DISEÑAR

Hay una fase muy importante antes de empezar a diseñar tu logo: la investigación. Recuerda que tu logotipo será la marca de identidad de tu empresa y que ambos coexistirán en el tiempo, un fallo en el diseño puede suponer un fracaso para la marca y tener que volver a empezar de cero. 

Se deben tener en cuenta muchos factores a la hora de escoger qué es mejor para el diseño de tu logotipo. Conocer los gustos de tu público objetivo y estudiar a la competencia son dos claves clásicas del marketing que deben aplicar también al diseño de tu logo.

Un logotipo muy similar al de tus competidores puede suponer que los clientes se confundan e incluso no identifiquen tu producto. Debes buscar algo que diferencia tu marca y reflejarlo en el diseño de tu logo. No los copies, analiza los elementos usados, los colores, e intenta crear algo que haga que tu logotipo se diferencie, llame la atención y sea mejor.

¿QUÉ DEBE TENER UN BUEN LOGO?

El logotipo es un signo de identificación, el público va a identificar tu producto o servicio en medio de tantos otros y vas a conseguir diferenciar tu marca. Cuidar el diseño de tu logo es casi imprescindible.

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de diseñar tu logo es qué valores quieres que queden reflejados. Cada marca debe trasmitir un mensaje que se adapte a su público objetivo, conseguir que tu logo sea el mejor embajador de tus productos es más sencillo si refleja sus valores.

Un buen logotipo ha de ser simple. Esto ayudará a que sea reconocible y que los clientes lo recuerden con facilidad. Si usas un máximo de tres colores, una tipografía fácil de leer y te quedas solo con lo estrictamente necesario conseguirás un logo simple y efectivo.

Los buenos logotipos deben ser también atemporales. Huye de las modas y recuerda que la imagen de tu empresa debe perdurar en el tiempo, la idea es crear un logo que sea atractivo hoy y en el futuro. Esto ayudará también a que tu diseño sea memorable.

A la hora de diseñar se debe tener en cuenta siempre el público al que va dirigido y evitar elementos que se puedan malinterpretar. Una imagen directa y sencilla será siempre la clave del éxito. Recuerda que muchas veces “menos es más”.

Post a Comment