back to top
a

Abside Studio

Cada vez más las newsletters se están convirtiendo en una herramienta de marketing obligada para aquellos que buscan que su negocio tenga éxito. Siempre que estén bien diseñadas y su uso sea razonable, se pueden conseguir grandes cosas con ellas.

PERO, ¿QUÉ ES UNA NEWSLETTER?

Una newsletter es una publicación digital que se distribuye a través del correo electrónico con diferente periodicidad dependiendo de la estrategia. Las newsletters suelen contener artículos de interés para los suscriptores. Desde información sobre la marca, hasta contenido relacionados con el sector o los gustos del consumidor.

Suelen incluir también alguna oferta o llamamiento al receptor que facilite su interacción con la empresa, conseguir tráfico desde la newsletter a la página web del vendedor es uno de los objetivos principales de este tipo de estrategia.

Normalmente, las personas que reciben este tipo de publicaciones suelen haber mostrado un interés previo en la marca o producto, puesto que  ellos mismo han acepto recibir la información.

CÓMO HACER UNA BUENA NEWSLETTER

No basta solo con redactar un contenido y enviarlo: las newsletters deben despertar el interés de tu público y has de ganártelo llamando su atención.

El contenido de tu email debe estar pensado y seguir una estrategia. Es importante que trates temas de importancia para tus consumidores potenciales y que despierten su curiosidad.

Debes ponerte en la piel del lector. Si fueras tu quién recibiera el email sobre tu empresa, ¿qué querrías saber?

A menudo triunfan las newsletter que tienen un contenido útil ,bien sea sobre como usar un producto o consejos o tutoriales sobre cómo hacer algo. Debe ser información que merezca la pena ser mencionada, como un acontecimiento de interés en el sector.

Otro aspecto a tener en cuenta, y de vital importancia, es el momento en el que se envía. Hay fechas cruciales, como Navidades, rebajas o la “vuelta al cole” donde las campañas de marketing tienen mayor éxito.

Debes aprovechar esta herramienta para incluir las ofertas o promociones que llamen la atención de tu receptor. Se trata de una buena forma de generar tráfico en la web y despertar el interés de tu público.

Trata de hacer un contenido personalizado. Si tu herramienta de envío de correos lo permite, puedes adaptar el contenido a los intereses y preferencias de tus lectores. Es una buena forma de darle lo que les interesa realmente y ponérselo más fácil.

LO MÁS IMPORTANTE: EL DISEÑO

A la hora de ponerte a diseñar debes tener en cuenta la temática de tu marca y qué es lo que más se adapta a ella. Un primer vistazo a tu newsletter puede suponer el éxito de la estrategia.

Escoge un diseño que sea coherente con la marca y el contenido y mantenlo en el tiempo. Tus clientes van a recordar de forma más fácil tu mensajes anteriores y esto facilita el recuerdo en próximas ocasiones.

Escoge una estructura sencilla y fácil de seguir (encabezado, cuerpo y pie del email) que se repita también en tus diferentes newsletters. Juega con los contenidos, analiza que es lo que funciona para tu público e interésate en conseguir sus opiniones.

Post a Comment