back to top
a

Abside Studio

En las redes sociales no solo mostramos nuestras vacaciones, fotos con amigos o, de un modo más profesional, nuestros productos. Ahora enseñamos también lo que comemos. Con el éxito reciente de la fotografía de alimentos muchas empresas de restauración y alimentación han encontrado en Facebook e Instagram el lugar perfecto para darse a conocer.

Pero, como siempre, no todo es tan sencillo como parece. Te mostramos los mejores consejos para tener una fotografía de alimentos perfecta.

CONSIGUE TU «FOOD STYLE» O «ESTILISMO CULINARIO»

Con tu estilismo culinario debes conseguir llamar la atención por la comida que fotografías. No solo tiene interés la receta en sí, sino que debes buscar una composición que se adapte al mensaje que quieres transmitir con tu imagen.

Debes poder capturar en una foto el “sabor y textura” de los alimentos, jugando con la luz y el resto de elementos que acompañan. Tener un estilo propio y personal ayudará a hacer tus fotografías sean fácilmente reconocibles. Conseguir crear algo diferente hará que tus productos destaquen por encima del resto.

5 CONSEJOS PARA UNA FOTOGRAFÍA DE ALIMENTOS DE 10

  • Utiliza luz natural: si disponemos de un rincón donde la luz natural sea amplia, tendremos el lugar perfecto para que nuestra fotografía de alimentos tenga un aspecto mucho más natural. Conseguir que el público se identifique con la fotografía es la mejor forma de llamar su atención, con una buena luz natural (bien utilizada) tenemos mucho ganado.
  • Cuida los detalles: todos lo sabemos, los detalles marcan la diferencia. La disposición de los alimentos en el plato o la forma en la que son cocinados pueden ser los elementos claves. Tienes que conseguir que a la hora de “comer con los ojos” todo sea lo más apetecible posible y, para ello, hay que tener en cuenta todos los detalles.
  • Busca tu enfoque y perspectiva: ¿Quieres un primer plano? ¿O prefieres que el entorno también forme parte de tu fotografía? El enfoque y la perspectiva lo puede ser todo. Muchas veces un plato sencillo llama la atención por lo que hay a su alrededor. Decorar la superficie en la que aparece tu plato puede ser una buen forma de atraer al espectador. Solo tienes que encontrar lo que encaja con tu producto, haz varias pruebas con diferentes ángulos. Nunca sabes cuál es el que mejor puede funcionar.
  • Convierte a la comida en la protagonista: hemos mencionado que cuidar los detalles es importante. Crear un ambiente alrededor de tu plato puede serlo también, la fotografía tipo “lifestyle” puede ser una gran herramienta para llamar la atención de tu público. Sin embargo, no debes dejar que estas cosas le resten protagonismo a lo que realmente importa: tus platos. Consigue que los “extras” de decoración vayan en consonancia con lo que quieres mostrar.
  • Cuida el retoque: la edición de fotografía es una gran parte del proceso. Aún así, nuestro consejo es que “todo se ve mejor al natural”. Olvídate de gran saturación o filtros exagerados que le roban la naturalidad a los alimentos. Utiliza ajustes básicos de fotografía como luz, contraste, corrección de color… Y no olvides que lo importante es mostrar la calidad de lo que vendes.

¿CÓMO PONERLO EN PRÁCTICA?

Una vez tienes claro estos cuatro pasos llega el momento de ponerse manos a la obra. Todo lo que subes a tus redes sociales empieza a crear tu propia historia, tener claro el concepto y cómo llevarlo a cabo puede ser una decisión difícil. 

En Ábside Studio podemos ayudarte a elaborar una estrategia de marketing y crear una fotografía de alimentos que refleje la esencia de tu negocio. Nunca antes enseñar al mundo tu mensaje fue tan fácil.

No es solo una simple foto, lo que muestras a tu público se convierte en la imagen de tu marca, lo que vendes. Confiar la fotografía de alimentos a profesiones es una decisión clave que puede marcar la diferencia en el rumbo de tu negocio. ¿Te animas?

¡Puedes hacernos una consulta sin compromiso!

Post a Comment